sábado, 3 de marzo de 2012

¿Es el amor una enfermedad?


El otro día, no sé cómo, surgió este tema. Unos afirmaban que el amor era una "enfermedad". Yo no opiné, pero me quedé pensando en ello, y hoy me dio por investigar un poco en internet para ver qué se dice sobre el tema.

El amor es química. Lo siento para los románticos, pero es cierto, al final todo se reduce a eso. Y lo que crees que ocurre en el "corazón", nada más lejos de la realidad... ocurre todo en el cerebro (Y ahora más os vale coger aire porque viene una pequeña parrafada científica-técnica xD)
Ocurren en el cuerpo una serie de reacciones químicas, que llevan a la producción en gran cantidad de algunas hormonas, como la adrenalina o la noradrenalina, que hacen que aumente la presión arterial, que el corazón lata más deprisa, pérdida del apetito… También aumenta la producción en el cerebro de feniletilamina (compuesto de la familia de las anfetaminas), que provoca a su vez que se segregue dopamina, oxiticina y norepinefrina, responsables de las sensaciones y cambios fisiológicos que experimenta la persona en cuestión. Vamos, los típicos síntomas del enamoramiento.


Curiosamente, esto de la feniletilamina está relacionado (al parecer) con que la gente deprimida o con una desilusión amorosa coma mucho chocolate. ¿Por qué? Pues porque el chocolate tiene este compuesto, que ayuda a suplir su escasez cuando el cerebro deja de producirlo; en otras palabras, comen mucho chocolate por la adicción a la feniletilamina, para compensar que ya no la están produciendo en el cerebro.

Por otro lado, según la página que estuve leyendo, toda esta bioquímica dura unos 3 años, y luego decae… para comenzar con otra fase distinta, en la que se segregan otras sustancias como las endorfinas –las “hormonas de la felicidad”-, por lo que la “pasión” disminuye a la vez que aumenta la sensación de seguridad que da lugar a un amor más sosegado.  Como dice en la misma página:

Ese estado de "imbecilidad transitoria", en palabras de Ortega y Gasset, no se puede mantener bioquímicamente por mucho tiempo.

En resumen, que el amor viene siendo como una droga que te hace adicto y cuando la dejas de sintetizar sufres porque te han quitado tu dosis diaria de feniletilamina!
Pero claro, no sería la típica "enfermedad" que se contagia por medio de algún virus, o por bacterias... sino que la contraerías por ti mismo. Eso si, ¿será contagiosa?
Ah, y no me digáis que no es casualidad…que justo en esta página que me pongo a leer, voy, y encuentro una cita de cierto autor referente al amor. ¿A que no adivináis de quién? Sí, Jardiel Poncela:

 El amor es como la salsa mayonesa, cuando se corta hay que tirarlo y empezar otro nuevo.
- Enrique Jardiel Poncela.

Una amiga mía describe todo este extraño y mágico asunto en una entrada de su blog, un post que a mí sinceramente me encantó (alerta: publicidad subliminal xD), aunque desde un punto de vista mucho más romántico, y con el que cualquiera se puede sentir identificado, estoy segura. Os dejo con una cita de su post, una comparación que me hizo mucha gracia (y lleva toda la razón):

<<…Porque quien no arriesga nunca gana, es imposible que te toque la lotería si no compras los cupones, pero arriesgarse es sinónimo de subir a lo alto de un edificio, encaramarse al alfeizar del último piso, quizás te caes, quizás te das la torta de tu vida, pero quizás permaneces allí, puedes mantener el equilibrio y conseguir salir victorioso.>>

Conclusión:
Puede que el amor sea una enfermedad, con unos síntomas bien definidos, pero... si ése es el caso, es una enfermedad que, en mi opinión, merece la pena contraer, porque es de las pocas cosas que te pueden hacer feliz en esta vida. También puede ocurrir lo contrario, que te haga muy infeliz, por supuesto, pero… “quien no arriesga no gana”, no es así? Y si no arriesgas…es como si ya hubieras perdido.
Por otro lado, un mundo en el que se considerara al amor una enfermedad, e inventaran una cura, sería un mundo escalofriante, ¿no creeis? Sería un mundo en el que sentir fuera considerado casi un delito, o por lo menos un desorden de la personalidad que hay que arreglar. Este tema precisamente es el argumento de un libro que leí el año pasado, titulado Delirium y cuya reseña (si os interesa) podéis leer aquí.

El amor se trata de… como mencioné antes…”imbecilidad transitoria”, aunque yo prefiero llamarlo “locura transitoria”, que es precisamente la etiqueta que le voy a poner a esta entrada.

.

12 comentarios:

  1. La verdad es que afrontar que todas las emociones de la vida tienen origen químico, desmotiva mucho. Le quita más emoción si cabe a la vida, como si ya sólo nos quedara la ficción.

    Y no, no es como comprar la lotería, porque si no te toca el boleto, no pasa nada (al no ser que caiga un montón de dinero a metros e tu casa). Y no, no es como encaramarse al alféizar de un edificio... ¡ES TIRARSE DE UN RASCACIELOS! Si te caes, el destrozo es épico.
    Digamos que tengo vértigo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, es más como tirarse de un rascacielos...y ¿quién no tiene vértigo a eso? jajaja... a no ser que te tires de rascacielos muy a menudo y entonces pierdas el miedo, claro xD
      También es cierto que desmotiva mucho ver las emociones de esa forma, pero...bah, creo que nadie vuelve a pensar en ello un par de minutos después de leer esta entrada; quiero decir, que no creo que alguien vea a una persona y diga "Vaya,mi cerebro está empezando a segregar feniletilamina!" jajaja xD

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. "Haces que mi cerebro segregue feniletilamina"... Es una buena forma de declararse xD

      Eliminar
    4. JAJAJAJA si le dices eso, y además con mirada y voz seductora, ya te lo has ganado FIJISIMO. Si es que me lo estoy imaginando y me parto yo sola XD

      Eliminar
    5. Creo que lo mejor será que cuando lo haga lleve papel y boli en la mano, para apuntarle el nombre y que lo busque en casa xD

      Eliminar
  2. me encanto eso de "locura transitoria" y me gusta mas el ideal romantico del amor, pero como se hace, habia visto programas sobre las reacciones corporales al amor, pero siempre lo dejo en el fondo de mi memoria y cada vez que leo este tipo de cosas me sorprendo..
    Nunca me he enamorado y mucho menos he estado en una relacion de mas de 1 mes pero, por lo que he logrado observar, eso de los 3 años es cierto y a veces esa "locura transitoria" como que pasa antes.
    Pero definitivamente es algo que vale la pena experimentar, incluso un corazon roto, y todo, si es posible, mas de una vez en la vida!
    Un besotee

    ResponderEliminar
  3. EStoy de acuerdo, algo escribí por el Jardín sobre esto... pero quizás, digo que quizás, no podría asegurarlo, sea el mejor estado del mundo... químicamente hablando, claro... ¡Viva el amor! Bss

    ResponderEliminar
  4. Pues yo llevo diez años enferma a causa de la misma persona y no quiero curarme! Me ha encantado la cita de Jardiel Poncela. Como me gusta leer tus posts.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow, 10 años? Pues me alegro un montón por ti! Espero que no encuentres la cura nunca, pues :) Y por cierto, no sabes lo que me alegra leer que te gustan mis posts *o*

      Eliminar
  5. me encanto tu entrada!!! pero me voy que ya llevo mucho en el ciber D: cuando vuelva a pasar hago un comentario enorme como los de siempre xDDD

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Acabo de descubrir tu blog.
    Ya tienes una seguidora más. Te invito a que conozcas también mi blog pasando a visitarme. Suerte con el tuyo!
    Aquí te dejo mi link : http://www.ourownrulesbykarl.com/
    Un besiño.

    ResponderEliminar